La Auditoría Energética es la herramienta sobre la que se asienta un Plan de Ahorro Energético (ajustado y personalizado a las necesidades del cliente). Este plan estructurado de ahorro es realizado por Técnicos Competentes y Especialistas Auditores e implica el siguiente proceso:

  1. Una toma de datos In Situ:
    • Estudio de la envolvente del edificio con sus aislamientos , acristalamientos, etc.
    • Instalaciones existentes: como equipos de calefacción, climatización, iluminación, etc.
    • Hábitos de consumo.
    • Contratos y facturación de los distintas compañías suministradoras (inventario de suministros)
    • Monitorización de consumos de forma selectiva según casos de equipos, emisiones, aparataje, maquinaria, etc .
    • Estado de mantenimiento del edificio y sus instalaciones.
  2. Análisis de resultados y estudio de datos obtenidos In situ, cumpliendo nuestras auditorías con los estándares de la norma UNE 216501 “Auditorías Energéticas” elaborado por el comité técnico de Normalización 216 de AENOR
  3. Propuestas de MAEs (Medidas de Ahorro Energético) y la Cuantificación de los Ahorros
  4. La Toma de Decisiones conjunta con el cliente estableciendo calendario y prioridades.
  5. Una última fase a contratar una vez finalizada la auditoría:
    • La búsqueda de ayudas y subvenciones.
    • Proyectos.
    • Gestión de licencias.
    • Seguimiento y control de las MAEs adoptadas.